Ética & Sociedad

Los autores que plantean un vacío ético en la sociedad, redundan en un sobre diagnóstico que es evidente a cualquier persona con cierto grado de sensibilidad, algunos artistas, o humanistas, o filósofos, o científicos sociales, sacerdotes y líderes espirituales, académicos o filántropos, que socialmente no representan a la mayoría y por el contrario se catalogan de charlatanes o de manejar temas triviales o simples liviandades, son los que generalmente se interrogan acerca de dicho problema….

Pero precisamente esta sensibilidad para identificar problemas sociales, no es un pan de cada día en los hogares, no se comparte generalmente entre los ciudadanos y ciudadanas. Es por ello que resulta siendo un problema esnobista, alejado de lo concreto, de lo realmente importa, como la lucha por la comida, la supervivencia, la permanencia en un empleo, e incluso en un hogar, entre otras…

Es fundamental generar posiciones críticas ante lo establecido, que en este caso es un estado de miedo, producido y reproducido socialmente, de los sujetos a otros sujetos y al medio,  en una red de dependencias, en las que el problema de uno, afecta a todos o es potencialmente probable que así sea, teniendo al mundo actual como un escenario global, no solo para las finanzas y el comercio, sino para las tristezas y los odios también…

Es justo este panorama de interacciones las que rodean al hombre y la mujer contemporánea, que ocupa una posición social y que lucha día tras días para cumplir con lo establecido, un titulo para nosotros y nosotras, una comida al día para algunos y algunas, en esta perspectiva la diversidad no solo se vive entre grupos y colectivos, o entre ideologías y gusto sexuales, sino que se siente en la forma en que se asume la vida, en que la enfrentamos…

Partiendo de la defensa de la diferencia, la subjetividad y lo particular, no pensamos en una forma de ser concreta, ni en unas normas por cumplir, ya que la dinámica social se encarga de eso, en este caso proponemos un replanteamiento de las situaciones que nos obligan a no ser éticos, es decir, la capacidad de decidir, de optar, que solamente es el resultado de un contexto más justo, pero sobre todo con más oportunidades…

Los problemas éticos se enfrentan con las forma de planificar la vida, de conocer y conocerse a sí mismo como un proceso de aprendizaje a partir de la experiencia, pero sobre todo se afrontan en la medida en que socialmente se establezcan las condiciones para la dignidad…

Para hablar de seres humanos, es necesario hablar de los derechos humanos, y estos encierran las condiciones necesarias para cumplir con una vida digna para los hombres y las mujeres, la dignidad es la clave de la ética, por que si bien la diversidad impone fronteras en el comportamiento, la convergencia en lo básico, asegura un mínimo de convivencia…

Bajo esta apuesta se presenta una iniciativa juvenil, que acepte la diferencia como parte de la formación integral del sujeto, que permite la cohesión no solo del conocimiento interdisciplinar, sino la idea de compartir una vida en conjunto, que sea capaz de controvertir el orden impuesto, que como se mencionó al inicio, es un orden de muerte e incertidumbre…